ORTESIS Y PROTESIS

Las prótesis son dispositivos que ayudan a reemplazar una parte faltante del cuerpo  o bien para ayudar que una parte trabaje mejor, comúnmente se usan para reemplazar ojos, brazos, manos, piernas o cualquier tipo de articulación enferma o faltante.
Hay diferentes tipos de prótesis, para miembro superior e inferior.

PROTESIS DE MIEMBRO SUPERIOR
Prótesis desarticulado de muñeca, prótesis debajo de codo, prótesis desarticulado de codo, prótesis arriba de codo, prótesis desarticulada de hombro, mano pasiva, mano mecánica, prótesis de brazo con mano mio eléctrica, garfios, guante cosmético para mano.

PROTESIS DE MIEMBRO INFERIOR
Convencionales o ex esqueléticas: prótesis estéticas laminadas en material de resina de poliéster rígida de color piel con refuerzo de fibra de vidrio. Aceptable a cualquier tipo de pie.
Modulares o endoesqueléticas: actualmente la poetización moderna concibe las prótesis modulares como las más funcionales para todos los niveles de amputaciones. Los componentes mecánicos están diseñados de tal manera  que podrán ser incorporados dentro de una funda estética. Las articulaciones de tobillo y rodilla, cadera y adaptadores están unidas de forma desmontable y podrán ser intercambiadas fácilmente.  Prótesis parciales de pie, prótesis BK para amputados trans-tibiales, prótesis desarticulada de rodilla, prótesis AK para amputaciones trans-femorales. Rodillas modulares: rodilla mono axial, rodilla VIP KNEE, rodilla poli céntrica, rodilla hidráulica, rodilla inteligente. Tipos de pie: pie sach, pie articulado, pie dinámico, pie flex foot, pie pathfinder. Prótesis de oreja, de nariz y dedos.


Una ortesis es un apoyo u otro dispositivo externo aplicado al cuerpo para modificar los aspectos funcionales o estructurales del sistema neuromusculoesquelético.
El término se usa para denominar aparatos o dispositivos, ferulas, ayudas técnicas y soportes usados en ortopedia y corrigen o facilitan la ejecución de una acción, actividad o desplazamiento, procurando ahorro de energía y mayor seguridad.

Se clasifican en:
Estabilizadoras: mantienen una posición e impiden movimientos indeseados, por lo que se pueden utilizar en parálisis fláccidas o espásticas si el objetivo es actuar como soporte de un segmento paralizado, o para disminuir la amplitud articular de un segmento inflamado y doloroso. El grado de inmovilización deseado varía según el tipo de ortesis utilizado. Son las que tienen mayor utilidad en el ámbito de la AP.
Funcionales: también llamadas dinámicas, ya que llevan incorporado un elemento elástico que permite movilizar un segmento de un miembro paralizado.
Correctoras: indicadas para corregir una deformidad esquelética. Son más efectivos si se utilizan durante el desarrollo infantil.
Protectoras: mantienen la alineación de un miembro enfermo o lesionado.